¿Cómo es la vida después de tu licenciatura en cosmiatría?

Categorías:

Visualízalo: acabas de concluir tus estudios en cosmetología y cosmiatría y ahora eres una profesionista en uno de los sectores con mayor potencial y crecimiento en nuestro país. En pocas palabras, ¡el mundo es tuyo! Aunque pueda parecerte un poco abrumador y quizá no sepas cuál es el siguiente paso. Aquí te ayudamos un poco a imaginar lo que puedes hacer, en tres etapas.

1. Prácticas profesionales

Lo más probable es que empieces poquito a poquito adentrándote en el mundo de la belleza a través de tus prácticas profesionales. En el IRCC tendrás una gran variedad de clientes y organizaciones de primer nivel en donde podrás medir las primeras aguas de manera divertida y llena de aprendizajes.

Aquí es donde haces preguntas, te das cuenta de lo enorme que es el mundo de la industria de la belleza, y afirmas tu vocación (o encuentras una nueva…). Desde hoteles y spa de lujo hasta grandes empresas cosmetólogas, éste es el momento para poner a prueba todo lo que has aprendido hasta ahora. Al final de tu carrera, seguro será uno de las etapas que recuerdes con mayor entusiasmo.

 2. Especialización

¡Ya no eres una novata! Teniendo ya un poco de experiencia y pericia, ahora puedes pensar en la dirección que quieres darle a tu profesión: ¿será la química? ¿cuidados dermatológicos? ¿belleza y lujo? ¿turismo? ¿enseñanza? ¿cirugía? ¿tu propia marca o negocio? Este es un buen momento para experimentar sin tener que tomártelo demasiado en serio.

Puedes probar en distintos trabajos o proyectos y quizá incluso decantarte por una especialización académica. Por ejemplo, en aparatología, en cuidados a pacientes con patologías dermatológicas, o creación de fórmulas y productos. Estas especializaciones y diplomados, además de aportar a tu acervo de conocimiento y expertise, también aportan mucho a tu currículum, aumentando tus posibilidades de encontrar el trabajo de tus sueños.

3. Sigue tus sueños

Encontrar el trabajo soñado puede tomar un instante o varios años, pero no hay prisa. Lo importante es que aprendas de todo lo que hagas y disfrutes cada paso. Puede que te sientas plena durante años practicando como cosmiatra en el spa de un hotel, y que un día despiertes con un proyecto en mente: ¡no tengas miedo de ir por él!

Puedes estar segura que con la preparación que adquiriste en el IRCC no hay nada que no puedas lograr. En este sector, la adaptación es indispensable, ya que se trata de una industria que avanza y cambia todo el tiempo, así que mantén los ojos abiertos a oportunidades novedosas: si quieres abrir una estética, checa cuáles son los productos y los métodos que tienen futuro.

Tal vez quieras diseñar una fórmula con ingredientes más accesibles y amables con el planeta. O hacer más fácil y llevadera las vidas de las personas con enfermedades cutáneas. Incluso puede que tengas una visión para reunir a tu comunidad a través de la belleza y la salud de la piel. Este es el momento ideal de echar mano de tu preparación profesional, tanto científica como administrativa, para traer ese gran proyecto a la realidad. ¡Nos encantará saber qué cosas habrás logrado!

¡Emprende la aventura profesional de tus sueños! Conoce el IRCC y encuentra una pasión para toda la vida.

2

Contacto

¿Deseas mayor información?

Nuestros asesores educativos te contactarán para resolver todas tus dudas.

Teléfonos y ubicación

272 725 4810

272 147 2074

Instituto Regional de Cosmética y Cosmiatría

Calle Sur 53 no. 37,
Rafael Alvarado, 94340,
Orizaba, Veracruz, México.

Ver mapa