¿Conoces y sabes cómo cuidar tu tipo de piel?

Categorías:
IRCC - Tipos de piel

La piel es nuestra tarjeta de presentación. A través de ella nos podemos dar cuenta de muchas características del estilo de  vida que llevamos, ya que diversos elementos influyen su aspecto. Aquí te contamos los cuidados para cada tipo de piel.

Para tener una piel sana y bonita, se debe realizar una limpieza superficial antes de aplicar cualquier tratamiento. Esto ayuda a que esté libre de impurezas. Así, el tratamiento será efectivo.

Según los expertos, para tener un cutis sin imperfecciones es necesario dedicarle cuidados dos veces al día, por la mañana y por la noche. Pero antes, es primordial identificar nuestro tipo de piel.

¿Cuál es tu tipo de piel?

Existe un tratamiento para cada piel, y no todos los métodos funcionan de igual manera para los diferentes tipos de cutis que existen.

A continuación te compartimos una clasificación básica de la piel, sus características y forma de tratamiento.


Piel normal


Es una piel sana, equilibrada e hidratada, no necesitas cuidados ni rutinas especiales.


Si tienes este tipo de cutis eres una persona afortunada, así­ que realiza únicamente labores de mantenimiento básicos de limpieza, hidratación y tonificación de tu piel.


Te recomendamos el uso de cremas hidratantes en el día y durante la noche se sugiere el uso de cremas suaves para nutrir el cutis. Hidrata tu dermis con un gel que contenga vitaminas A, C y E.


Piel mixta


Hace referencia a cuando tienes zonas en las que tu cutis está seco, normalmente en las mejillas, y otras en las que tu piel es más grasa, principalmente en la zona T ( frente, nariz y mentón).


Para este tipo de dermis, lo más aconsejable es realizar una buena limpieza diaria combinándolo con un exfoliante dos veces a la semana en las zonas en las que normalmente está la piel grasa, con estos pequeños pasos obtendrás mejores resultados.



Piel seca


Este tipo de cutis presenta falta de brillo, poros finos y, en ocasiones, zonas con tendencia a descamación. Si tienes piel seca debes hidratarla interior y exteriormente.


En primer lugar, con una buena alimentación y la ingesta mínima de dos litros de agua diarios. Además, aplica a tu cutis productos ricos en nutrientes y aceites hidratantes.


Ten en cuenta un factor muy importante, la piel seca tiende a envejecer antes, por lo que te aconsejamos hidratar constantemente tu cutis, de esta forma podrás evitar la aparición precoz de arrugas.



Piel grasa


Aquí se presenta exceso de sebo y poros dilatados. Este tipo de piel, en contra de lo que puedas pensar, debe ser tratada e hidratada como cualquier otra, sólo que debes realizarlo con los productos adecuados.


Utiliza limpiadores para eliminar el exceso de grasa, realiza una exfoliación dos o tres veces a la semana e hidrátala con una crema reguladora del sebo o cremas con textura gel refrescante que resultan menos grasas para la piel.


Ahora te has podido dar cuenta que no es complicado cuidar y mantener un cutis perfecto, solo tienes que informarte bien sobre qué procedimientos son los más adecuados para ti.


Recuerda que todos somos únicos y nuestra piel merece un trato digno.


Si te apasionan todos estos temas y quieres aprender un poco más, contáctanos para más información, nosotros tenemos la carrera perfecta para ti.

0

Contacto

¿Deseas mayor información?

Nuestros asesores educativos te contactarán para resolver todas tus dudas.

Teléfonos y ubicación

272 725 4810

272 147 2074

Calle Sur 53 no. 37,
Rafael Alvarado, 94340,
Orizaba, Veracruz, México.

Ver mapa